El origen de las joyas

Se ha comprobado en innumerables yacimientos arqueológicos que el hombre del Neolítico ya usaba gemas o joyas de diversos materiales como huesos, conchas, ámbar, lapislázuli o azabache entre otros.

Con el tiempo, fueron mejorando las técnicas para trabajar las piedras preciosas y se modificó su funcionalidad, que en un principio pudo ser más una posesión simbólica de la fuerza o del espíritu del animal que perseguían, a una función de talismán y a la pura de ornamentación y belleza o de reforzamiento de la individualidad del portador de la joya.

En resumen, lo que conocemos hoy como joyas o piedras preciosas naturales son materiales, normalmente minerales (también pueden ser orgánicos), que se encuentran en la naturaleza, resultan más o menos escasas y presentan distintos grados de belleza.

Podemos preguntarnos si solo la belleza y la escasez convierten a una piedra en una maravillosa joya, y si lo que fue considerado una piedra preciosa, dejó de serlo con el tiempo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s